inbound-marketing-bootstrapping

Cómo vender más en tu startup B2B gracias al Bootstrapping

Si quieres conseguir clientes, vender más o, incluso, internacionalizar tu empresa B2B, una forma eficaz de hacerlo es mediante Bootstrapping.

 

¿Qué es Bootstrapping?

El Bootstrapping es la técnica de hacer crecer un negocio con tus propios recursos.

El dinero con el que se financia el negocio viene principalmente de las propias ventas. El objetivo es soportar el crecimiento de la empresa a través de los propios clientes y no con financiación externa.

Tras esta etapa inicial, la fuente de dinero con la que la empresa contará será la de los clientes. Si la marca gusta, los clientes se empezarán a interesar por ella. Consecuentemente, esto dará lugar a actividad y ventas para la empresa.

Aparte de ser una técnica muy útil para arrancar negocios desde 0, también los para empresas B2B que se preguntan “¿cómo internacionalizar una empresa?” y quieren optimizar sus recursos para abordar ese reto.

 

Ventajas del bootstrapping en las startups

A menudo, las startups tienen en mente que la única manera de poder levantar un negocio y que este funcione es acudiendo a un inversor.

El dinero es necesario, pero no lo es todo para levantar un negocio. 

Algunas de las ventajas de hacer bootstrapping son las siguientes:

  • Todo el tiempo que gastas en encontrar y convencer a un inversor de que tu negocio vale la pena lo puedes invertir en organizar, planificar y hacer funcionar tu embudo de ventas.
  • No tener mucho dinero va a permitirte estar más focalizado en tu trabajo y prestar más atención a las necesidades de tus clientes. 

 

  • Al ser el principio de un negocio vas a cometer errores que te ayudarán a aprender. Al no haber invertido mucho dinero esos errores no te costarán tan caro.

 

  •  Desarrollarás tu imaginación, creatividad, ingenio. Todos tus sentidos estarán puestos para que tu proyecto triunfe.

 

Cómo conseguir clientes B2B con bootstrapping 

La manera más sencilla en la que podemos explicarte esto es mediante pasos:

  • Primer paso: elige tu nicho de mercado y crea un buyer persona

La manera de hacer esto es estableciendo tu nicho de mercado, es decir, encontrar cuáles son tus clientes (con unas necesidades muy específicas) dentro del mercado mayor. 

Una vez que sepas esto deberás hacerte preguntas como las siguientes: ¿cómo encontrar nichos de mercado rentables?, ¿qué nichos de mercado poco explotados hay?

La siguiente acción es crear un buyer persona que represente tu nicho de mercado elegido.

Para poder lanzar un mensaje convincente y atractivo a tu buyer persona puedes investigar cómo es su actividad: qué redes sociales utiliza, cuáles son sus frenos y motivaciones en el proceso de compra, qué reseñas escribe en Google, etc.

Otra forma de obtener más información acerca de tu cliente es hacerle una entrevista sobre su experiencia de compra contigo. A la vez, puedes investigar cómo es el proceso de compra de la competencia y qué técnicas utiliza.

 

  • Segundo paso:  diseña tu funnel de ventas o embudo. 

Para que una venta se produzca, es necesario identificar muy bien que fases van a llegar a esa conclusión. La mayoría de los funnels de ventas embudos empiezan con una fase de conciencia, para luego pasar a generar interés y después en la fase de consideración persuadir al cliente de cara a cerrar la venta. Sin embargo, el proceso no termina ahí y en la metodología inbound se pone mucha importancia de la fase de posventa o deleitar de cara a fidelizar a tus clientes y convertirlos en fans.

 

  • Tercer paso: subir contenido que se adapte a los gustos y necesidades de tu cliente.

Existen muchas formas de contenido (entradas en blogs, videos, emails, infografías, publicaciones en redes sociales, etc.). 

A la hora de elegir el formato del contenido, siempre ten en cuenta a tu buyer persona y tus capacidades para generar ese tipo de contenido.

La forma en que tienes que realizar este tipo de contenido debe ser cuidadosa y empleando técnicas de copywriting para atraer la atención de tus clientes. 

 

¿Cómo aplicar el bootstrapping a la internacionalización de empresas?  

El bootstrapping puede ser un aliado para aquellas startups que quieran expandirse a otros países. Gracias a Internet, nunca había sido tan barato conseguir clientes internacionales por lo que cada vez es más fácil aplicar el bootstrapping a la internacionalización (especialmente con herramientas como Google y Linkedin si vendes B2B).

Probablemente en este punto te preguntes: “¿cómo internacionalizar una empresa con bootstrapping?” En este sentido, es importante considerar que siempre existen barreras adicionales que hay salvar. La mejor forma de empezar a hacerlo es con un buen estudio de mercado, trazando una estrategia sólida en tu embudo de ventas y optimizando tus recursos con un buen asesoramiento financiero.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Te atreves a aplicar el bootstrapping en tu negocio?

Me gusta
Me gusta
Feliz
Amor
Enojado
Wow
Triste
0
0
0
0
0
0